Un ecosistema es muy similar al motor de un vehículo. Cuando nos referimos al motor del vehículo lo estamos nombrando como un todo pero en realidad son muchas partes que trabajan en conjunto para hacer que el vehículo avance. ¿Cómo definimos un ecosistema y cuáles partes lo componen?

Pensemos en otro ejemplo, imagina tu casa, y todas las cosas que hay en ella. Tienen muebles, libros, comida, utensilios de cocina, ropa, mascotas e incluso otras personas que viven en la misma casa contigo. Tu casa está compuesta de una variedad de cosas vivientes y no vivientes.

Al igual que tu casa, un ecosistema es una comunidad de criaturas vivientes y cosas no vivientes que trabajan en conjunto. A las cosas vivientes les llamamos bióticas y aquellas que no son vivientes se les llama abióticas. Y por supuesto, al igual que tu casa tiene límites con las demás casas los ecosistemas también tienen fronteras con otros ecosistemas aunque estas no siempre están definidas claramente.

Todos los ecosistemas son diferentes entre sí, sin embargo hay tres componentes básicos en cada uno.

  • Autrofos: que son los productores de energía.
  • Heterotrofos.
  • Materia no viviente.

Las plantas conforman la mayoría de los autrófos en un ecosistema, mientras que la mayoría de los heterótrofos son animales. La materia no viviente lo componen la tierra, los sedimentos, hojas secas y cualquier otra materia orgánica que se encuentren sobre la tierra o en el lecho de un cuerpo de agua, sean estos lagos, ríos u océanos.

Hay dos tipos principales de ecosistemas, cerrados y abiertos. Los ecosistemas cerrados son aquellos que no tienen intercambio de energía con los otros ecosistemas que le rodean. Un ecosistema abierto es aquel que comparte energía con los demás ecosistemas.

Los ecosistemas vienen en muchas formas y tamaños, para ayudarnos a estudiarlos y manejarlos se han clasificado en varias maneras pero principalmente son definidos como terrestres o acuáticos.

Ecosistemas terrestres.

Los ecosistemas terrestres son aquellos que son encontrados sobre la tierra, hay cuatro categorías principales de ecosistemas terrestres: tundra, taiga, bosques templados y sabana.

Tundra.

Son aquellos ecosistemas que se encuentran en las latitudes del norte, por ejemplo Canadá, Groenlandia y Siberia. Estos ecosistemas marcan una línea llamada “línea de la arboleda” porque es donde empieza a ponerse muy frío y empieza a escasear la luz solar que a su vez impide el crecimiento de vegetación.

Taiga.

Estos ecosistemas se encuentran en latitudes más bajas, aquí crece un poco de vegetación pero todavía es bastante frío. Los ecosistemas de esta clase son hallados también muy al norte, en estos lugares es común encontrar árboles coníferas de la clase que se utiliza para adornar la Navidad.

Bosque templado.

En estos lugares encontramos aquellos árboles que mudan sus hojas cada año, estos son aquellos árboles que adquieren un hermoso colorido rojo, amarillo y anaranjado en otoño antes de dejar caer completamente sus hojas como preparación para el crudo invierno. Este tipo de ecosistemas se encuentra en latitudes más bajas que las que hallamos en los ecosistemas taiga, estos son aquellos lugares donde hay cambios de estación más frecuente, por ejemplo verano, otoño, invierno y primavera. Es muy común que estos lugares tengan inviernos bien fríos y veranos muy calientes.

Sabana.

Los ecosistemas ubicados en estos lugares son exactamente así como suena su nombre, es un ecosistema dominado por la vegetación, árboles y bosques. Estos ecosistemas son aquellos que muestran hermosos campos para sembrar o para crianza de ganado, cuando escuchas la palabra pradera usualmente estás pensando en un ecosistema de sabana.

Los ecosistemas sábana pueden ser encontrados en la mayor parte de la tierra excepto en la Antártica, y el tipo de vegetación que hallaremos dependerá de la temperatura y clima del lugar.

Ecosistemas acuáticos.

Un ecosistema acuático es aquel que se encuentra dentro de un cuerpo de agua. Hay dos tipos de ecosistemas acuáticos, los de agua dulce y marinos. (Agua salada).

Ecosistemas marinos.

Éstos son los océanos, los canales, como el canal de Chiquimulilla en Guatemala y cualquier otra área dominada por agua salada. Los ecosistemas marinos como ya hemos dicho tienen una alta concentración de sal que lo distingue de los ecosistemas de agua dulce y también pueden ser categorizado como ecosistemas de agua abierta o costeros. Un ejemplo de ecosistema de agua abierta se encuentra en la ciudad de Livingston, en el departamento de Izabal. en este lugar el río dulce desemboca en el mar Caribe y entonces el agua dulce se mezcla con el agua salada; hay evidencias de haber encontrado tiburones en este río, tiburones que probablemente entraron del mar Caribe. Lo que no se ha podido explicar es que les permite vivir en agua dulce pero eso será tema de otra lección.

Ecosistemas de agua dulce.

Los lagos, ríos, fuentes, pantanos, cataratas y pozas son ecosistemas de agua dulce. Estos ecosistemas se distinguen por qué tienen poca o nada de sal, estos ecosistemas también son clasificados por:

  • Profundidad.
  • Cantidad de agua que transporta.
  • Disponibilidad de nutrientes.
  • Temperatura.
  • Luz solar.

 

Resumen.

Un ecosistema es una colección de seres vivientes y materia no viviente que trabajan en conjunto para formar una sola unidad. Los ecosistemas entonces, se componen de todas las criaturas vivientes y no vivientes que viven en un determinado lugar y varían en tamaño, forma y composición.

Para ayudarnos al estudio de los ecosistemas se han clasificado en terrestres o acuáticos. Los acuáticos a su vez pueden ser de agua dulce o salada, mientras que los terrestres pueden ser tundra, localizado en las áreas más frías de la tierra y donde no crece la vegetación; taiga, también localizado en las áreas más frías pero a su vez donde reciben más luz solar y les permite desarrollar una vegetación incipiente; los bosques templados por su lado son aquellos lugares en donde los árboles mudan sus hojas de acuerdo a las estaciones del año. Finalmente, el ecosistemas sábana es el más común que se encuentra en diferentes partes de la tierra y la composición de su vegetación y animales que lo habitan dependerá de la temperatura y clima de lugar.

Finalmente, hay que reconocer que esta clasificación no es exclusiva, los científicos tienden a darle muchos otros nombres relativos y por lo tanto esta lista no es definitiva.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *