Sea que vivas en la capital de Guatemala o en cualquier otra parte del país, con toda seguridad has visto o visitado algún templo ajeno a tu fe. Tal vez eres católico o católica y por algún motivo has ingresado a alguna iglesia evangélica o al revés. Eres evangélico y te invitaron a alguna actividad en una iglesia católica.

Evangélicos y católicos tenemos muchas cosas en común y por lo tanto aunque no sentiríamos extraños en una Iglesia diferente aun así hay cosas que compartimos como ya se dijo.

¿Qué tal si te invitan a una mezquita musulmana? La mayoría de nosotros ha visto estas mezquitas solamente por televisión o en Internet, o en fotos. En una mezquita se adora a un dios diferente y en una forma completamente ajena a la nuestra.

Para poder comprender los motivos o razones por las que existen todas estas religiones es necesario que aprendamos un concepto que se llama dualismo.

Dualismo

El dualismo es un concepto filosófico occidental. Cuando nos referimos al mundo occidental estamos refiriéndonos principalmente a Europa y el continente americano; que es donde principalmente predomina la cultura judeocristiana.

Dualismo, es la creencia de que la realidad o existencia está dividida en dos partes. En religión, el dualismo se manifiesta en la idea de que hay cosas que se pueden ver y otras que no se pueden ver. Dios y el hombre; cuerpo y alma; mundo natural y mundo espiritual.

Para ilustrarlo, leamos lo siguiente: «porque todos hemos pecado y hemos sido apartados de la gloria de Dios; y todos hemos sido justificados por gracia a través de la redención que vino por Cristo Jesús. Romanos 3:23-24»

Podemos ver que este texto dice que todos hemos sido apartados de la gloria de Dios. En otras palabras, Dios es un ser que está separado de nosotros.

Él es glorioso y perfecto, nosotros no. El dualismo se manifiestan nuevamente al proporcionar el camino o remedio para cambiar nuestra situación. Esto es, la gracia ofrecida a través de Jesucristo. Jesucristo también es una persona divina; separada o diferente de nosotros los mortales.

Además de esta filosofía dualista que se encuentra en casi toda la literatura occidental, hay otro concepto llamado monoteísmo. El monoteísmo es la creencia en que existe únicamente un dios. A pesar de las grandes diferencias que nos separan del Islam y el judaísmo, estas tres religiones mantienen la creencia de que sólo existe un Dios Supremo.

Monismo

Ahora examinemos otro término llamado monismo. El monismo no debe ser confundido con monoteísmo. El monismo que viene de «mono»; (uno solo), niega cualquier distinción entre el mundo físico y espiritual. En lugar de existir un Dios lejano en el cielo; todo lo que vemos y tocamos e incluso nosotros mismos somos partes de Dios. Uno de los mejores ejemplos es la creencia hindú en Brahman. Para los hindúes Brahman es la realidad más grande que no cambia y de la cual todo lo demás está hecho. Aunque cuesta comprenderlo y su definición tiende a ser vaga; se dice que es la más perfecta realidad de la que todos somos parte y la que gobierna el mundo visible e invisible.

Politeísmo.

Siempre dentro de las filosofías orientales, está el término politeísmo. Los politeístas creen que existen más de un Dios. A pesar de eso, el resto de dioses son vistos como la parte de un todo. Por ejemplo en el hinduismo existen Shiva y Vishnú. Ambos son dioses y son adorados de distintas formas.

La fe oriental tiende a poner gran énfasis en el tratamiento de unos con otros y el tratamiento que le damos al mundo; esto es la manera de alcanzar la verdadera gloria. Las enseñanzas de Buda, dicen que la gloria pertenece a aquella persona que es energética, de conducta pura, y recta.

¿Recuerdas la lectura del libro de Romanos que hicimos hace un momento? ¿Según los cristianos, de quien es la gloria? Obviamente la gloria le pertenece a Dios pero Buda enseña algo totalmente diferente.

Tarea 3

Esta tarea debe hacerse con mucha cautela, con respeto y por supuesto con la madurez necesaria. Debemos visitar un templo diferente al de nuestra religión. Si eres católico debes visitar un templo evangélico; y si eres evangélico deberías visitar un templo católico.

También puedes visitar templos adventistas, testigo de Jehová o mormones. La visita no debe hacerse en solitario; tienes que hacer acompañado por alguna persona sea familiar o amigo.

Procura llegar al momento que inician los servicios religiosos y procura quedarte todo el evento. No será una visita agradable probablemente.

En una página de texto relata todas aquellas cosas diferentes que viste. Relata las cosas con las que te has sentido bien y con las que no.

One Reply to “Dualismo y monismo”

Comments are closed.